INAUGURACIÓN DE NUEVAS INSTALACIONES

Arquitectura y tecnología deben propiciar la creatividad en los centros de trabajo: Consorcio GDI

Con el propósito de ofrecer servicios de calidad, el Consorcio GDI inauguró sus nuevas instalaciones.

Para el Consorcio GDI, un modelo de negocio innovador comienza con la construcción de espacios propicios que impulsen la creatividad de los asociados.

La creatividad es un factor clave en la productividad de las empresas, por tal motivo, con el objetivo de incentivar a cada uno de sus asociados, el Consorcio GDI inauguró sus nuevas oficinas en Eje Central ―ubicadas en el número 636 de la colonia Álamos, delegación Benito Juárez―, las cuales combinan tecnología, arquitectura de alta calidad y un ambiente de compañerismo que favorece la ejecución de proyectos interdisciplinarios.

En las nuevas instalaciones, las empresas IAMGMarteraValarciSisteval y Autotrionic brindarán atención especializada a cada uno de sus clientes, con los diversos tipos de servicios que ofrecen y el profesionalismo que, desde su fundación, ha identificado a este corporativo conformado por talento cien por ciento capacitado.

El Contador Marco Antonio Martínez Herrera explicó que la remodelación y el acondicionamiento de este nuevo centro de trabajo responde a dos cuestiones primordiales: la primera es el crecimiento de la empresa que exige la renovación de sus recursos materiales para solucionar cada una de las peticiones y desafíos que sus clientes les imponen, así como mantenerse dentro de las preferencias en el amplio campo competitivo.

La segunda es la necesidad de agrupar a las compañías en el mismo inmueble, con el propósito de emprender proyectos interdisciplinarios y abrir el camino a nuevas áreas de oportunidad; de esta manera, sus asociados desarrollarán su creatividad con nuevas experiencias y retos laborales como la misma rehabilitación de estas oficinas:

«Las cinco empresas (estuvieron involucradas en la remodelación de las nuevas oficinas): Martera e IAMG hicieron toda la parte del diseño, la obra civil y la integración del proyecto; Autotrionic hizo la estructura en temas eléctricos, el aire acondicionado, la parte de UPS y la planta de luz; Sisteval realizó todo el diseño de comunicación: voz y datos, y Valarci es el integrador en temas de compras para optimizar recursos. Básicamente se trabajó con la estructura del Consorcio».

La infraestructura es una parte fundamental en el desarrollo de toda empresa, pues para poder determinar sus objetivos, sus planes a seguir, así como sus recursos humanos y organizacionales, es indispensable contar con los recursos materiales adecuados, que se traducen en instalaciones, inmobiliario, maquinaria, insumos, materia prima, servicios, etcétera.

El mantenimiento y mejora continua de cada una de las oficinas, permite a los asociados laborar en un ambiente adecuado que estimule su creatividad y, por ende, suscite la productividad. Sin un análisis de las prioridades para cada empresa, se corre el riesgo de realizar una mala inversión: un arquitecto, por ejemplo, no podría trabajar con sus planos en una oficina con mala iluminación y sin un restirador; por el contrario, el revelado de un fotógrafo se vería imposibilitado en una habitación acondicionada para que entre la luz exterior por todas partes.

En ese sentido, el arquitecto Ricardo Valdez, líder del proyecto y gerente de Martera e IAMG, ahondó en los detalles del diseño del inmueble, el cual fue rehabilitado para aprovechar, inteligentemente, las áreas disponibles. Además de convertirlo en un espacio funcional, el diseño busca estimular la creatividad de los asociados para que sus propuestas sean frescas, innovadoras y eficientes.

«La mayoría de las áreas están abiertas, la intención es que fluyan las ideas, que se genere un espacio agradable para el desarrollo de los proyectos. Generalmente, el trabajo de los arquitectos y de los ingenieros es muy creativo, si tú los encierras y los pones a trabajar como ratoncitos, de pronto no les fluyen las ideas o no les llega la inspiración. Aquí queremos evitar eso».

Para Marco Antonio Herrera, director del Consorcio GDI; para Diego Oble, encargado de proyectos, y para Óscar Estrada Bartez, residente de obra, lo más importante es que esta meta fue posible gracias a la confianza y la labor de los asociados, por lo que esperan seguir desempeñándose en equipo, con proyectos de integración que los faculten para resolver los retos a futuro que enfrentarán en Eje Central.

Cabe destacar que, aunque las estadísticas apuntan a que el panorama laboral en México es desalentador ―por las malas condiciones y los bajos salarios― algunas organizaciones del sector privado como el Consorcio GDI consideran que, para efectos de productividad y calidad, es ineludible una mejora de los escenarios en los que se desempeñan sus asociados, con buenas propuestas salariales y ambientes propicios para el desarrollo de la creatividad.

Ir arriba